Espléndida AÍDA

Por Daniels Álvarez para El sube y baja

Fotos: Arnaldo Colombaroli

a.jpg

Espléndida AÍDA para los 110 años del Teatro Colón.

Después de 22 años volvió AÍDA de Verdi al Colón. Título emblemático en la rica historia del teatro. En su inauguración, un 25 de mayo de 1908, fue esta ópera la elegida para dar inicio a las actividades de nuestro legendario teatro.

 

No es ninguna novedad que el Colón es la máxima meta de nuestros cantantes a nivel nacional, por ello vale un gran aplauso para las autoridades del teatro la decisión de que el estreno y transmisión en vivo de la función vespertina del pasado 27 de mayo, sea íntegramente con artistas nacionales. El estreno siempre es con el primer elenco que en coherencia con su rico historial, está conformado con cantantes extranjeros y que, de un tiempo a esta parte, son artistas bastantes mediocres. Tampoco no es ninguna novedad la abundante cantidad de artistas líricos locales y de excelente nivel que son los que salvan la situación cuando las papas queman (hay varios casos en temporadas pasadas). Hoy en día nuestros cantantes argentinos están triunfando en los principales teatros líricos del mundo.

Al cumplir sus 110 años, el Colón repone esta lujosa producción de AIDA estrenada en 1996 con la firma de Roberto Oswald y a modo de homenaje al gran maestro que dejó su sello único en varias recordadas producciones del teatro. Son 7 funciones programadas a cargo de 3 elencos. El primero con cantantes extranjeros, el segundo y tercero íntegramente con artistas nacionales.

aa.jpg

AÍDA es la historia de dos enamorados, la del capitán egipcio Radamés, y la esclava etíope Aída, prisionera al servicio de la princesa egipcia Amneris, quien también ama al capitán y guerrero egipcio. Situación que generará los conflictos internos de los protagonistas y llevará al gran final, ya en la sepultura de los amantes condenados a morir enterrados vivos por haberse levantado contra el poder, la sociedad y la realidad.

La función extraordinaria del sábado 2 de junio fue una excelente AÍDA con un gran reparto nacional que fue el mismo del estreno.

La cuidadosa puesta de Oswald es lujosa y espectacular, su escenografía de la civilización faraónica se nos presenta en todo su esplendor. Enormes e imponentes edificaciones bien diseñados y reproducidos con toda clase de detalles, con movimientos de figurantes que, si bien es cierto no estuvieron suficientemente cuidados, fue vistoso. Quizás la coreografía de Alejandro Cervera pecó de simple y poco atractiva debido al poco espacio disponible en el escenario para el desplazamiento del Ballet Estable del Colón. Bello y fastuoso vestuario de Aníbal Lápiz quién a la vez es el Director de escena y repositor de esta estupenda producción.

Tanto la escenografía de Oswald, el vestuario de Lápiz y la acertada iluminación de Rubén Conde crearon una exquisita y mágica paleta visual en cada escena. Gran protagonismo del Coro Estable del Colón bajo la dirección Miguel Martínez, en especial en el 2do acto en la escena de la Marcha triunfal, ese verdadero hit de Aída “Gloria all'Egitto”.

El Director Musical invitado fue el plato fuerte en el foso. Según sus propias palabras siempre fue su sueño dirigir AÍDA, y estuvo a punto de hacerlo en el 2008 cuando el Colón cumplió 100 años, pero no se concretó debido a que el teatro estaba cerrado por reformas. Ahora llegó la hora del desquite y lo supo aprovechar. Carlos Vieu, buen conocedor de la literatura de Verdi lo demostró en el podio, dirigió con brío y buen pulso verdiano. La Orquesta Estable del Colón, el Coro del Teatro y los cantantes solistas funcionaron bien engrasados bajo su firme y convincente batuta.

aid.jpg

La Aída del sábado 2 fue interpretada por la soprano MÓNICA FERRACANI que construyó con su calidad y técnica vocal, a la que ya nos tiene acostumbrados, una Aída para recordar. Agudos penetrantes, cálido canto y excelente fraseo. Emocionante su "Ritorna vincitor" las mismas palabras con las que Amneris ha despedido a Radamés y más emocionante aún su "O patria mía" qué recibió una larga ovación de todo el teatro.

ENRIQUE FOLGER cada día canta mejor, voz potente, presencia escénica y gran expresividad para su héroe guerrero Radamés. Cantó brillantemente y también muy bien actuado. Su "Celeste Aída" a poco de comenzar la ópera generó los primeros bravos de la noche.

GUADALUPE BARRIENTOS imprimió a su Amneris suficiente carácter y esos diferentes estados de animo bien diferenciados de su personaje. Sospechas, celos, amor, malicia y dolor que deciden el destino del guerrero sin importarle las consecuencias. Graves contundentes, amplitud en la voz, potente y muy bien manejada. Su "Pace, t’imploro" última oración sobre la sepultura de Radamés ya en brazos de Aída en la escena final fue sentida y doliente.

El barítono LEONARDO LÓPEZ LINARES fue un grande Amonasro imponente voz y presencia. Supo sacar partido de un importante aunque breve personaje. El Ramfis de LUCAS DEBEVEC MAYER fue cantado con generosos graves. Amplia tesitura y nobleza en su canto. El bajo EMILIANO BULACIOS con muy buena emisión de voz para su Rey de Egipto.

Correctos la Sacerdotisa de CAROLINA GÓMEZ y SERGIO SPINA como el mensajero.

Como corolario final, los aplausos y una gran ovación final para todo el elenco de un Colón totalmente colmado con localidades agotadas.

Función Extraordinaria del sábado 2/6/2018

Teatro Colón.

AIDA. Ópera en cuatro actos (1871) de Giuseppe Verdi, libreto de Antonio Ghislanzoni

Producción del Teatro Colón (1996)

Dirección Musical: Carlos Alberto Vieu

Concepción Escénica y Diseño de Escenografía: Roberto Oswald

Repositor: Anibal Lapiz

Diseño de Iluminación: Rubén Conde.

Director del Coro Estable: Miguel Martínez

Directora del Ballet Estable: Paloma Herrera

Coreografia: Alejandro Cervera

Vestuario: Anibal Lápiz

ELENCO

Aida: Monica Ferracani

Amneris: Guadalupe Barrientos

Radamés: Enrique Folger

Amonasro: Leonardo López Linares

Ramfis: Lucas Debevec Mayer

Rey de Egipto: Emiliano Bulacios

Sacerdotisa: Carolina Gomez

Mensajero: Sergio Spina

 txlaindetidadsagaicasatactoresargentor